maio 31

Movilidad con energía renovable (2/2) | DW Documental

La movilidad es una de las mayores causas del consumo de energía en todo el mundo.¿Motor eléctrico o pila de combustible, vehículos híbridos o metanol y queroseno sintético? Hay muchas ideas para reemplazar a los combustibles fósiles. La pregunta es: ¿cómo nos desplazaremos de A a B en el futuro?

El transporte de personas y mercancías por carretera, ferrocarril y aire es responsable del 34% del consumo de energía. La electrificación de la movilidad ya ha comenzado y, como muestra el ejemplo de Noruega, podría ser una solución. Aunque no para camiones y vehículos industriales. ¿Puede aquí la tecnología de células de combustible ser una alternativa? Japón cree firmemente en ello. ¿Y puede la electrificación revolucionar también el tráfico aéreo? Siemens y Airbus quieren hacer historia en la aviación y están desarrollando un avión de cabotaje con motor eléctrico híbrido. Un sistema no apto para aeronaves de larga distancia. Para arreglar eso, científicos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y del Centro Aeroespacial Alemán trabajan en una solución espectacular: queroseno sintético a partir de la luz solar.

En el transporte marítimo, también se busca una alternativa al combustible pesado. Para los gigantescos cruceros y sobre todo para los buques portacontenedores, que cubren una gran parte del comercio mundial, la solución no es el motor eléctrico ni las células de combustible. Pero sí podría serlo el metanol producido de manera sostenible. Un primer gran ferry está operando a prueba. Además de la movilidad, la digitalización es uno de los grandes consumidores de energía del siglo XXI. Los servicios de streaming, la nube informática e internet aumentan aún más nuestras necesidades de energía. Los expertos calculan un crecimiento del consumo en torno al 40% en los próximos 12 años. Tan solo las granjas de servidores de Microsoft consumirán tanta energía como un Estado europeo de tamaño mediano. ¿De dónde vendrá esta energía? Sin ahorro, no habrá suficiente.

Esto también se aplica a las viviendas del futuro. El primer bloque de viviendas autosuficiente del mundo se encuentra en Suiza y demuestra que la independencia energética es posible. En el futuro habrá casas interconectadas que intercambien su electricidad.

FONTE: YOUTUBE